Mallorca no solo es conocida por sus campos de golf de primer nivel, sino también por sus espectaculares playas. La isla ofrece una combinación única donde puedes disfrutar de una ronda de golf por la mañana y relajarte en la playa por la tarde.

En este artículo, desde Mallorca Golf Island te presentamos algunas de las mejores playas que puedes visitar mientras juegas al golf en Mallorca.

Playas para visitar mientras juegas al golf en Mallorca

1. Playa de Muro

Tras jugar en el prestigioso Golf Alcanada, dirígete a la cercana Playa de Muro. La playa de Muro enamora con sus aguas turquesas, arena fina y atardeceres de ensueño. Destaca por sus icónicos pantalanes y la zona protegida de Es Comú de Muro, con dunas, naturaleza virgen y paz. Ses Casetes des Capellans, con sus 140 casetas sobre la arena, añade un toque histórico y tradicional.

2. Cala Agulla

Juega en el hermoso campo de Capdepera Golf y luego relájate en Cala Agulla. Se trata de una playa de arena blanca y fina con aguas cristalinas que se ha convertido en uno de los emblemas de Mallorca. Rodeada de pinares y bosques, ofrece un entorno natural incomparable, perfecto para practicar senderismo, mountain bike, equitación o simplemente dar un paseo junto al mar. Además, a solo 50 metros se encuentra Cala Molto, una pequeña cala de rocas ideal para quienes buscan mayor intimidad.

3. Playa de Palma

Combina tu jornada de golf en Son Gual con una visita a la Playa de Palma. Este extenso arenal de 4,6 km de longitud, bañado por aguas cristalinas y poco profundas, ofrece distintos servicios como duchas, hamacas y sombrillas de alquiler. Además, está rodeado de establecimientos turísticos y restaurantes con una amplia oferta gastronómica. Y, por si fuera poco, está perfectamente conectado con el centro de la ciudad, así podrás combinar el sol y el mar con actividades culturales y compras.

4. Cala Millor

Tras una partida en Pula Golf Resort, Cala Millor es el lugar perfecto para descansar. Rodeada de un completo núcleo turístico, ofrece kilómetros de fina arena blanca y aguas cristalinas, ideales para nadar, tomar el sol y practicar deportes acuáticos. Cala Millor está perfectamente conectada por carretera con Son Servera y Sant Llorenç des Cardassar. Además, un paseo marítimo con carril bici te permitirá disfrutar de un agradable paseo desde la Costa dels Pins hasta S’Illot.

5. Cala Estància

Después de disfrutar del campo de Golf Maioris, Cala Estància te espera con su tranquila bahía y ambiente relajado. Esta playa de 220 metros ubicada en Can Pastilla ofrece un ambiente relajado perfecto para familias. Flanqueada por espigones que la protegen de las olas, Cala Estància invita a disfrutar de sus aguas transparentes y poco profundas. Al atardecer, el paseo marítimo se llena de paseantes y deportistas que disfrutan de la brisa marina o toman algo en las terrazas con vistas al mar.

6. Es Trenc

Juega en los excelentes campos de Son Antem y luego dirígete a Es Trenc, una de las playas que ha dado fama a Mallorca como “paraíso en la tierra”. Forma parte del Área Natural de Especial Interés de Es Trenc-Salobrar de Campos, un enclave único que alberga balsas salineras y un sistema dunar donde crecen lirios y cardos marinos. Declarada zona protegida y considerada emblema del movimiento ecologista de Mallorca, Es Trenc ofrece la oportunidad de disfrutar de aguas limpísimas, arenas doradas y, en definitiva, de un entorno natural en estado puro.

7. Cala Mondragó

Disfruta de una ronda en Vall d’Or Golf y después visita Cala de sa Font de n’Alis. También conocida como Cala Mondragó, está rodeada de verdes pinos, rocas blancas y grises, arena fina y un cielo azul intenso. Un torrente desemboca en la cala, creando dos estanques: uno de agua dulce en s’Amarador y otro salobre en sa Font de n’Alis. Junto a s’Amarador, la cala forma parte del Parque Natural de Mondragó, un mosaico de ecosistemas que te sorprenderá con su diversidad.

8. Portals Vells

Tras jugar en Golf Santa Ponsa, relájate en Portals Vells. Dividida en tres calas: sa Platgeta, Platja del Mago y Platja del Rei, todas ellas de aguas azul turquesa, Portals Vells ofrece un refugio de paz en medio de la naturaleza. Rodeada de un frondoso pinar y protegida como Área Natural de Especial Interés, esta cala es perfecta para practicar buceo, fondear embarcaciones o simplemente disfrutar de un paseo junto al mar. Para los curiosos, una visita a la cueva de la Mare de Déu es imprescindible. Esta antigua cantera de marés fue la fuente de piedra para la construcción de la Catedral de Palma y la iglesia de Santa Eulàlia en los siglos XIV y XV.

9. Playa de Alcúdia

Combina una partida en Golf Pollensa con una visita a la Playa de Alcúdia. Bañada por aguas cristalinas y poco profundas, esta playa es ideal para familias con niños. La presencia de socorristas en varias zonas, pasarelas para personas con movilidad reducida y el alquiler de hamacas y sombrillas garantizan una estancia cómoda y segura. Además, está rodeada de bares, cafeterías y restaurantes, ofreciendo una amplia oferta gastronómica para todos los gustos. No es de extrañar que sea el destino elegido por familias locales y extranjeras desde hace décadas para disfrutar de unas vacaciones.

10. Playa Formentor

Después de jugar en el histórico Golf Son Vida, Cala Formentor ofrece un paisaje impresionante. También conocida como Cala Pi de sa Posada, se abre en la Península de Formentor, en un largo arenal rodeado de pinos centenarios que se extienden hasta la orilla, algunos de ellos casi rozando el mar transparente. Desde la playa se ven espectaculares vistas de este tramo de costa, aún más embellecido por el islote de Formentor. Al dirigirte hacia Playa Formentor, no hay que perder la oportunidad de realizar una parada en el Mirador de sa Creueta, donde se contemplan impresionantes vistas de los acantilados verticales de Formentor.

Disfruta del golf y el mar en Mallorca

Mallorca es un destino excepcional para los amantes del golf y las playas. Al realizar un viaje de golf en Mallorca podrás de lo mejor de ambos mundos: jugarás en los campos de golf más destacados y te relajarás en las playas más hermosas.

Por supuesto, además de las playas mencionadas en el artículo, hay muchas otras que puedes visitar mientras juegas al golf en Mallorca. Te recomendamos que explores la isla y descubras tus propias favoritas.