Como hemos visto en anteriores entradas de este blog, Mallorca es un auténtico paraíso para los amantes del golf. Su paisaje, su clima, su oferta gastronómica, cultural y de ocio, sumados al hecho de estar ubicada en pleno Mar Mediterráneo (lo que se traduce en una profusión de calas y playas espectaculares), convierten esta isla en un destino único para cualquiera, y, particularmente, para quienes desean aprovechar las vacaciones para practicar su deporte favorito en algunos de los muchos campos de golf mallorquines.

Sin embargo, aunque son innumerables los atractivos que Mallorca ofrece a los visitantes en cualquier época del año, es sin duda en verano cuando la isla recibe a más turistas, muchos de los cuales acuden atraídos por la oferta en el ámbito del golf, precisamente. Es por ello que, en este post, vamos a detallar algunas pautas que es recomendable seguir para poder jugar al golf de una forma segura, cómoda y agradable durante los meses más calurosos, puesto que en Mallorca llegan a registrarse temperaturas realmente elevadas durante el periodo estival.

El golf, como cualquier otro deporte, supone un esfuerzo físico considerable, por lo que es conveniente abordar su práctica siguiendo estos consejos:

 

  1. Hay que proteger la piel del rostro, brazos y piernas del sol intenso: el protector solar, las gafas de sol y una gorra son complementos muy útiles para evitar los efectos nocivos de una exposición prolongada.
  2. Es preferible utilizar ropa ligera, que permita una buena transpiración.
  3. Los mejores momentos del día (aunque a menudo sean los más demandados) para jugar al golf en verano en Mallorca serían a primera y última hora de la jornada.
  4. Una correcta hidratación es fundamental para mantener el cuerpo en buenas condiciones. El agua y las bebidas isotónicas son, en este sentido, unos grandes aliados para los golfistas.
  5. Para evitar lesiones debidas a movimientos bruscos o al cambio radical de temperatura, es importante calentar un poco antes de ponerse a jugar.
  6. La alimentación juega un papel imprescindible para el jugador de golf: si bien durante la noche anterior al juego es adecuado consumir hidratos de carbono de absorción lenta para afrontar la jornada con energía al día siguiente, durante las horas de juego es mejor comer frutas, frutos secos o barritas energéticas para conseguir una dosis de energía constante y saludable.
  7. El sudor puede humedecer los guantes, por lo que siempre es interesante llevar unos guantes de repuesto para cambiarlos cuando los primeros necesiten secarse al sol.

Estas son algunas de las indicaciones que los golfistas deberían tener en cuenta si tienen pensado visitar Mallorca durante los próximos meses para dar rienda suelta a su pasión deportiva sin dejar de cuidar su salud. Al fin y al cabo, la prevención y una actitud responsable son siempre buenas compañeras de la práctica deportiva.

Descubre los campos de golf que la Asociación de Campos de Golf de Mallorca te puede ofrecer, así como los espectaculares hoteles en los que puedes alojarte durante tus vacaciones en Mallorca.